Zacatecas OnLine

Con talleres de concientización, el Sistema Municipal Para el Desarrollo Integral de la Familia (SMDIF) busca que tanto padres de familia como personal académico y los propios alumnos distingan esta práctica que atenta contra la integridad de los menores.

En la mayoría de los casos el agresor pertenece al entorno cercano a los niños, ya sean conocidos de familia, vecinos, familiares o los propios padres, quienes a su vez pudieron sufrir de abuso sexual durante su infancia.

Inició en el preescolar Jean Piaget esta serie de pláticas y actividades en planteles educativos organizada por la institución presidida por Nayeli Álvarez Haro.

Especialistas de las áreas de Trabajo Social, Procuraduría y Salud emprendieron diversas dinámicas sobre los aspectos básicos del abuso infantil que recalcaron, no respeta formas, edades ni estratos sociales, por lo que cualquier niño puede convertirse en víctima.

Explicaron que los infantes pueden presentar algunas características que los hacen presas fáciles como baja autoestima, necesidad de afecto o atención, actitud pasiva, de sumisión, aislamiento, timidez o retraimiento.

Sufrir este tipo de abuso resulta en consecuencias emocionales, cognitivas y conductuales severas en la vida del menor.

A corto plazo
Cambios bruscos de estado de ánimo, rebeldía, temores, culpa y ansiedad, además de bajo rendimiento escolar, dificultad de atención y concentración, apatía a las tareas escolares, conducta agresiva y rechazo a los adultos hasta embarazos y enfermedades de transmisión sexual.

A mediano plazo
Depresión, trastorno de ansiedad, del sueño y alimenticios, distorsión sexual, ideas de suicidio, trastornos del aprendizaje, fugas del hogar y escuela o actividades delincuenciales

A largo plazo
Problemáticas de prostitución, promiscuidad sexual, adicción a las drogas, inadaptación social y relaciones familiares conflictivas.

Por todo ello los exponentes pidieron a los tutores de los pequeños estar alerta a cualquiera de los datos mencionados, así como darse el tiempo de conversar con sus hijos y conocer a quienes los rodean en los distintos lugares en los que conviven.