La Nación

El Senado sancionó una ley que obligará al Estado a actuar de oficio ante los delitos de abuso sexual infantil. Hasta ahora, este tipo de casos eran considerados de orden privado, es decir que la acción penal sólo podía ser iniciada a instancias de la víctima o de sus familiares o tutores.

La norma modifica el artículo 72 del Código Penal y convierte en carácter de orden público este tipo de delitos. De esta manera, la acción ante la Justicia podrá ser iniciada por cualquier persona y el Estado, a través de los fiscales, estará obligado a llevar adelante las investigaciones correspondientes.

La iniciativa fue aprobada por la Cámara baja a partir de un proyecto presentado por la diputada Carla Carrizo (Evolución Radical-Capital). Esta noche fue convertido en ley sin debate y por el voto unánime de 60 senadores.

Una de las razones que explican esta modificación del Código Penal es la baja cantidad de casos de abuso sexual infantil que llegan a la Justicia debido a que, por lo general, el delito suele involucrar a un familiar o a una persona relacionada con la familia de la víctima.

Según estadísticas extraoficiales, el 52% de las víctimas de abuso sexual suelen ser menores de edad. Sin embargo, se estima que sólo el 10% de esos casos llega a la Justicia como consecuencia del muro de silencio intrafamiliar que suele levantarse en torno al hecho.

El manto de impunidad que rige en estos casos es denunciado por organizaciones no gubernamentales dedicadas a la materia, las que sostienen que en el 80% de las veces el agresor sexual es un integrante de la familia del niño o niña abusados.

Según la Organización Mundial de la Salud, una de cada cinco niñas y uno de cada 13 niños son víctimas de un delito de índole sexual durante su niñez, un delito que suele afectar el desarrollo social e individual de los chicos abusados.

“Se trata de un gran paso para la infancia. El propósito es que los delitos no queden impunes y que el Estado actúe como responsable último del bienestar de los niños”, se congratuló la diputada Carrizo tras la sanción de su iniciativa por parte del Senado.

Según explicó la legisladora, el próximo paso será “trabajar en protocolos y capacitaciones para operadores judiciales” que tengan que tratar con causas de abuso sexual infantil.

“Hoy ponemos en escena la voz de los protagonistas de esta lucha en defensa de los niños porque necesitamos que se haga justicia con las víctimas de abuso antes de que sean adultos”, añadió Carrizo.