Página12, Argentina

La mochila de Iripina” es un cuento pensado para prevenir el abuso sexual infantil. En el relato una niña pasa por una experiencia muy dolorosa y puede salir de forma resiliente, creativa y esperanzadora. El objetivo es que niñas y niños salgan de la trampa del secreto que es el mandato que, en la mayoría de los casos, imponen los abusadores sexuales a través del miedo, la extorsión o la amenaza. La autora es la psicóloga Paula Vessoni que trabaja, hace nueve años, en el Centro de Asistencia a la Víctima de la Defensoría del Pueblo, en Santa Fe. Ahí realiza asistencia, evaluación y tratamiento a niños, niñas y adolescentes víctimas de abuso sexual infantil y maltrato.

“En ese recorrido empecé a notar que faltaban estrategias y recursos para abordar la problemática o que no se ajustaban a las necesidades de los niños. Así surgió la idea de construir un cuento terapéutico. En “La mochila de Iripina” confluyen historias y experiencias de muchos niñxs que compartieron conmigo sus propias mochilas. Entre ellas, está Iripina, una paciente con la que realizó un proceso terapéutico importante y sumamente reparador. Una de las intervenciones utilizadas con ella durante este recorrido estaba basada en la terapia narrativa -puntualmente en la técnica de elaboración de cartas- con el objetivo de impulsarla a contar su historia y, a partir de allí, crear un relato alternativo, una historia que le permita construir un mañana y a su vez ofrezca un mensaje esperanzador para otras personas que pasan por situaciones similares”, explica Vessoni. Y propone: “Iripina nos abre muchas puertas para hablar con nuestros niñxs. Por ejemplo, podemos pensar qué es lo que guardamos en nuestra mochila; qué ocultamos; qué nos pesa, nos hace mal y nos trae dolores físicos; por qué no hablamos. También propone la escritura como una herramienta de diálogo, escribir es otra forma de hablar y resulta fácil de afrontar como dibujar”.