María del Rocío Alonso Rubio, coordinadora estatal del Pronace (Foto: Josafat Pérez)

Cambio de Michoacán. Josafat Pérez

Morelia, Michoacán.- A través del Programa Nacional de Convivencia Escolar (Pronace), es que la Secretaría de Educación (SEE) desarrolló un nuevo protocolo estatal encaminado a prevenir, atender y detectar casos de abuso sexual infantil, acoso escolar y mal trato en escuelas de educación básica. Así lo explicó en entrevista María del Rocío Alonso Rubio, coordinadora estatal del Pronace, quien reconoció que este proyecto deriva de la Ley para la atención de la violencia escolar establecida en el 2012 y del protocolo emitido al año siguiente.

“Si bien ya existía un protocolo que se emana de la ley del 2012, se crea el Consejo para la prevención de la violencia y ellos tienen un protocolo, pero nosotros optamos por hacer es un protocolo de actuación, más que de orientación: qué tiene que hacer el profesor, el papá, el supervisor, el director… con quién se tiene que coordinar en caso de abuso, acoso o maltrato”, puntualizó.

A pregunta expresa sobre qué sentido tendría implementar un nuevo protocolo cuando el anterior, emitido en 2013 no ha sido aplicado por la SEE, dijo desconocer las causas del estancamiento y señaló que en este nuevo protocolo “estamos fortaleciendo el anterior, haciendo especificaciones por función”.

“Sí se retoma, el protocolo actual está basado en la ley mencionada. No es que lo desechemos, estamos retomando las etapas del protocolo anterior, retomando las especificaciones que tienen que ver con la prevención; la diferencia es que no sólo atiende el acoso escolar (bullying), sino también casos de abuso sexual infantil y maltrato en la escuela”, dijo luego de señalar que el documento anterior “era más de orientación y el de ahora es de acción”.

Cabe recordar que en una entrevista realizada el nueve de marzo pasado por este medio, la diputada Xóchitl Ruiz se quejaba de no haber sido llamada a colaborar en las sesiones del Consejo preventivo, como presidenta e integrante de la Comisión de Educación de la LXXIII Legislatura. Ahí mismo afirmó que “no hay una estructura real que permita dar seguimiento a la violencia escolar”, a causa de las pocas sesiones que ha sostenido el Consejo Preventivo y señaló que el presupuesto destinado a implementar la ley se perdió por la falta de trabajo conjunto y seguimiento de parte de los responsables.

Este nuevo protocolo, elaborado por un comité interinstitucional en el que, además de profesores, participa la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), la Procuraduría General de Justicia (PGJE) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), es apoyado con fondos federales del Pronace y pretende ser de aplicación estatal.

Alonso Rubio señaló que ya fue presentado a la SEE y espera que rinda buenos resultados en las áreas específicas de actuación. Comentó también que la inclusión de la SSP, a través de su Policía de proximidad, tendrá como objetivo trabajar de manera coordinada y brindar charlas de prevención y orientación en las escuelas de educación básica.

En este sentido, una diferencia a destacar respecto al protocolo emanado de la Ley para la atención de la violencia escolar (2012) es que aquel abarca nivel básico, medio y medio superior, cuando el nuevo estará supeditado a orientar y actuar únicamente en instituciones de educación básica.

http://www.cambiodemichoacan.com.mx/nota-n28228